domingo, 7 de junio de 2009

Los relegados (algún día terminará este karma)


Detrás
siempre detrás.
Karma que no deja revertirse
que persigue cual psicópata persiste .

Fuera
siempre fuera.
Olvidos que regresan y se instalan
que convidan al encierro que acapara.

Lejos
siempre lejos.
Repliegos que se ocultan en destierro
que impulsan a ser siempre un forastero.

Al borde
siempre al borde.
Cerca de las grietas que dan al precipicio
que confunden el abismo con el mismo paraíso.

Debajo
siempre debajo.
Hundiendo sus membranas en el barro
que reflotan intentando desafiar este pantano.

Al fondo
siempre al fondo .
Esperando el turno de ser uno
que adelanta los relojes contra el muro.

Ultimos
siempre últimos.
Castigo de otras vidas mal habidas
que en un pliegue descuidado impulsará la huida.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

impresionante ale !!!! a ver cuando se viene el libro !!!!

Anónimo dijo...

este poema es alucinante me impactó la forma y como lo encaraste el tema te felicito
Maria Lujan Diaz

Martín Jiménez Guerra (M.J.Réquiem) dijo...

No siempre Ale, no siempre.

Te mando un beso.
Martín.