miércoles, 25 de marzo de 2009

Gris (no sólo en otoño)


Sangre gris
ningunea sus almas,
sin espacios para respirar,
corre lenta de tanto que pesa,
obstruyéndole el corazón.

Mano gris
cerrada al hermano,
se contrae ante la necesidad,
los bolsillos ajenos le atraen
mandando a otras manos matar.

Pie gris
sin destino de héroe,
le caben las botas con el fusil,
saltando como en una rayuela
sobre los caídos de su propia batalla.

Cerebro gris
negociando la libertad,
los mismos agujeros siguen abiertos,
no bastan los portones blindados
para resguardarlo del juicio final.

Ojos grises
de un mediocre espectador,
visionarios del horror evitable,
miran sin ver que la debacle
los hunde en un infierno previsible.

Corazón gris
elevo una plegaria al cielo,
que el arco iris te pinte de colores
iluminando los huecos más turbios
hasta que debas proclamar rendición.

5 comentarios:

Claudieta dijo...

Ese soldado gris lo vemos por todas partes, le hizo gris una mirada negra........
Vivan los rebeldes con causa o sin ella......
Un beso,

Claudia

Fernando Sabido Sánchez dijo...

un placer descubrir tu poesía
seguimos en contacto
un beso
fernando

Anónimo dijo...

excelente ale , por estos dias conmueve mucho un poema asi .. besos
cristian

Anónimo dijo...

lo lindo que escribis es para releerlo todo el tiempo
besotes , diegote

Joan Tristany dijo...

Un poema muy duro, con todo un ciclo vital donde no se puede escaapr del gris.
Me ha faascinado tu poema , ha sido un verdadero placer leerla hoy que Barcelona está tan gris.

Abrazos y besos para ti Ale.

Joan