sábado, 12 de septiembre de 2009

Limpieza


El día que respire
aroma a eucaliptos,
se evaporarán
todas las alergias.
El día que un pinar
brote de las raíces del cemento,
se destaparán
todas las ollas.
Y más de uno querrá
hacer un pozo en la tierra
para hundir su cabeza.
No cualquiera resiste
la transparencia.

2 comentarios:

Claudieta dijo...

¡CUÁNTA VERDAD!
Y SIN EMBARGO MOSTRARNOS CUAL SOMOS ES LO QUE NOS HACE LIBRES.....
UN BESO, GUAPA DE MI CORAZÓN

Martín Jiménez Guerra (M.J.Réquiem) dijo...

La naturaleza puede abrirle los poros a la vida con su pureza y llegar al corazón del alma. Y limpiarnos. La lluvia creo que también.

Beso Ale.