domingo, 1 de febrero de 2009

El árbol que tomaba mate (poema gauchesco)


El paisano se sentó
a la sombra del árbol,
cebó uno mates amargos
y convidó a la reunión .

Sobre el tronco se apoyó
a descansar un buen rato,
cuando miró para abajo
un agujero encontró.

Sacó su sombrero y miró
no entendía que pasaba
si la yerba del mate era mala
o en vez de agua era ron.

La tierra se hundía
a medida que cebaba
y el árbol crecía y crecía
como magia o brujería.

Tiró el agua del mate
y la yerba la esparció,
los convidados a la reunión
dijeron que se mamó.

Lo cierto es que debajo del árbol
yace el cuerpo del abuelo
que quiso sumarse al encuentro
y tomarse algún mate del bueno.

Cuando vió el lío que armó
a su tumba regresó
y en sueños le dijo al paisano
"el terremoto era yo ".

Ahora el amigo tranquilo
le ceba unos mates al árbol,
los gauchos le dicen borracho
y piensan que enloqueció.

Desde entonces se lo ve sembrando
limones y unos naranjos
para saborizarle los mates
al abuelo resucitado .

2 comentarios:

Verónica Flores dijo...

Me encantó este poema Ale!!!

Anónimo dijo...

Angustiantes insinuaciones de la reailidad.
Bien Alejandra
Y este del árbol tomamate es sobresaliente.
Me animo a mandarte todo mi aliento porque acabo de cepillarme los dientes.
Abrazo.
DN